Lun. Oct 18th, 2021

Si bien la abdominoplastia y la liposucción buscan resultados que se parecen entre sí, lo cierto de esto es que aún queda la incógnita de si se recomienda o no este tipo de combinaciones.

Para entender un poco más, y dar una respuesta que sea lo bastante clara, es prudente tener en cuenta, ante todo, las diferencias entre ambas. Porque si los resultados son parecidos, y no exactamente iguales, es porque las diferencias son existentes.

Abdominoplastia

Esta, como se ha dicho en determinadas ocasiones, es un tratamiento quirúrgico y estético que busca darle una mejor apariencia al cuerpo por medio de la eliminación de los excesos de grasa y piel que se alojan en el abdomen. Esto con el fin de darle un apariencia mucho más bella al cuerpo, pero solo interviniendo en esta zona.

Por lo tanto, y debido a la falta de intervención en otras partes del cuerpo, existen otro tipo de cirugías que generan cambios igual de drásticos y con traumas semejantes. Entre estas otras, como se puede presumir ya, se encuentra la liposucción. Cirugía que encontraremos a continuación definida, en el siguiente párrafo.

Liposucción

La liposucción lo que busca es eliminar los excesos de grasa, al igual que la abdominoplastia, pero en este caso concreto, estos excesos que busca suprimir se pueden encontrar en cualquier área del cuerpo donde las protuberancias pueden ser constantes y manifestarse, entre otras causas, por la mala alimentación.

La liposucción entonces busca darle moldeado a tu espalda y tu cintura, entre otras áreas que necesitan de una revisión médica antecedida a la cirugía, porque todos los casos entre los pacientes siempre son diferentes.

Similitudes entre ambas cirugías estéticas

La similitud primordial entre la abdominoplastia y la liposucción radica en que ambas buscan darle a la figura humana una mejor apariencia, para que sea mucho más atractiva a la vez que se eliminan todos los excesos de grasa.

Estos excesos de grasa, cuya eliminación se busca por ambas cirugías estéticas, le corresponde a la abdominoplastia encargarse de la concerniente a la alojada en el abdomen: una parte donde siempre va a cumularse la mayor cantidad de estos excesos.

Por otra parte, las grasas acumuladas en otras partes del cuerpo entre las que se encuentras los brazos, los glúteos y, en especial, la espalda, serán eliminadas con la práctica de una liposucción.

¿Sí se pueden combinar?

Finalmente, viendo todas las diferencias y similitudes entre una cirugía y otra, podemos afirmar que la combinación entre ambas es absolutamente compatible. Ya que, como pudiste observar, cada una se dedica a partes determinadas del cuerpo, por lo que la incompatibilidad se aleja de todas las posibilidades.

Puedes tener un cuerpo siempre soñado, sometiéndote a estos dos tratamientos. Eso sí, asegúrate de que tu especialista sea alguien que cuente con las capacidades necesarias para este tipo de intervenciones. Porque ya sabes, entre mejor preparado y mayor se desempeñe el médico en lo que hace, los resultados estarán mucho más cerca de lo que siempre has querido.