Lun. Oct 18th, 2021

La abdominoplastia se ha caracterizado por ser un tratamiento estético que ofrece unos resultados que hacen sentir muy bien a las personas. Pues al deshacerse de la acumulación de grasa y de piel del abdomen, para moldear finalmente la figura, logra que esta cirugía sea altamente cotizada.

No es para todo el mundo

A pesar de los deseos de moldearse el cuerpo, son muchas las personas que no resultan ser aptas para este tipo de tratamientos. Una lástima para ellos, pero es mejor evitar someterse a un procedimiento tan complejo, si no cuentas con los requisitos que te hacen un buen candidato.

Para reafirmar tu abdomen mientras son eliminadas las acumulaciones de grasa en exceso de tu área abdominal, debes cumplir con cierto tipo de condiciones, tales como gozar de buena salud, además de contar con una cantidad extra de grasa en el abdomen.

No tiene sentido que, por ejemplo, una muchacha muy joven que no se acerca si quiera a la mayoría de edad, y que tiene un abdomen plano y esbelto, sea una buena candidata para esta cirugía estética.

Estas cirugías plásticas están también diseñadas para aquellas mujeres luego de salir del embarazo, o para personas que han perdido una cantidad considerable de peso y le queda como resultado una piel colgante.

Ahora bien, si eres una de las personas que sueñan con moldear su silueta mediante el sometimiento a una abdominoplastía, te mencionaremos las condiciones que debes cumplir para someterte a una.

Debes contar con estas condiciones médicas

El paciente debe ser lo suficientemente fuerte para aguantar la anestesia, indispensable para práctica de la cirugía de abdominoplastia. Para esto debes contar con un corazón, riñones y pulmones saludables.

Previo a la cirugía, el cirujano te evaluará para ver qué tanta flacidez posees en el abdomen y qué cantidad de grasa y piel tienes para ser eliminada durante la cirugía.

Es importante descartar cualquier tipo de desnutrición o desgaste del cuerpo, ya que esto impide que haya una buena cicatrización.

El cuerpo apto para la abdominoplastia

Si sufres de sobre peso u obesidad, este ya es un factor que te descarta para la cirugía. Para tener un cuerpo apto para la abdominoplastia, es necesario tener un peso prudente, aunque con excesos de grasa en el abdomen.

Algo que hay que tener muy en cuenta es que las personas con una acumulación de grasa severa intraabdominal, normalmente no obtienen los resultados deseados.

Después del embarazo

La abdominoplastia también está diseñada para aquellas mujeres que quieren recuperar su figura después del embarazo. Con muchas de estas mujeres sucede lo mismo que ocurre con personas que pierden peso de manera exagerada en muy poco tiempo: les sobra mucha piel, especialmente en el área abdominal y la intervención se vuelve muy necesaria.

Después de la cirugía bariátrica

Después de esta cirugía a la que se someten personas con mucho peso, es recomendable la práctica de una abdominoplastia, para terminar de darle al cuerpo la figura moldeada que siempre ha deseado el paciente.