Todo sobre la Liposucción

Complejos por un busto pequeño

Según comienza la pubertad, las jóvenes van atravesando una serie de cambios corporales que pueden resultar traumáticos para ellas: la altura, el peso, la distribución de la grasa corporal, los cambios en la figura, el acné… Todos estos cambios harán que, a lo largo de la pubertad y la adolescencia, la figura vaya cambiando desde una figura infantil y recta a una figura de mujer con curvas.

Resulta complicado pasar por estos cambios en una época en la que todavía no estamos preparadas para afrontar las críticas y en los que muchas de nosotras sufrimos de inseguridad acerca de nuestro aspecto físico. Nos parece que esos cambios son evidentes para todo el mundo y, si alguien hace un comentario al respecto, deseamos desaparecer de la faz de la Tierra.

Uno de los mayores problemas, paradójicamente, nos sucede si esos cambios no se producen. Cuando todas nuestras amigas y compañeras empiezan a tener una figura llena de curvas que resulta atractiva, es muy duro comprobar que nuestro cuerpo sigue siendo el de una niña y que no parece dispuesto a cambiar. Además de tener que soportar la inseguridad que esto nos produce y la frustración de no poder ponernos la ropa que nos gustaría, hay que sumarle los comentarios poco afortunados y muchas veces de mal gusto de la gente que nos rodea.

Hay veces en que esta falta de pecho puede deberse simplemente a diferencias en el desarrollo entre unas chicas y otras. Mientras que algunas chicas empiezan a desarrollar el pecho alrededor de los doce años, puede que haya casos en los que el desarrollo de los caracteres femeninos se retrase hasta los catorce o quince años.

La falta de pecho también puede deberse a una falta de peso corporal. Muchas adolescentes buscan la delgadez extrema y seguir teniendo una figura recta como en la niñez pero desean también un pecho atractivo. Hay que tener en cuenta que el tejido del pecho es en su mayoría una acumulación de grasa y que, por ello, el pecho será mucho más pequeño en las personas muy delgadas. Esto puede comprobarse fácilmente fijándose en que es la zona del pecho la que pierde volumen en primer lugar cuando hacemos dieta.

Una vez pasada la adolescencia estos complejos pueden mantenerse. El tamaño del pecho es una característica importante de la figura femenina que puede hacernos sentir más atractivas y seguras, hacer que la ropa nos siente mejor, que podamos ponernos un escote y sentirnos sexys… Si hemos alcanzado la madurez y nuestro pecho sigue sin desarrollarse, la mamoplastia de aumento puede ser la solución que estábamos buscando a nuestros complejos.

This entry was posted on Monday, May 23rd, 2011 at 1:00 am and is filed under Mamoplastia y psicología. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. Both comments and pings are currently closed.

últimos posts

  • Arañas vasculares

    TRATAMIENTOS PLATAFORMA LASER Arañas vascularesLa plataforma Quantum de Clínica Rinos permite trabajar talangiectacias y varices superficiales de las piernas. Este avanzado sistema láser permite eliminar y cerrar con precisión los vasos sanguíneos. Las molestias del tratamiento de arañas vasculares con láser son leves y disminuyen con la aplicación de frío. La eliminación de arañas vasculares…

    Read More