Mar. Ene 18th, 2022

Ya hemos cubierto a fondo la ginecomastia, que es la condición en la que el seno de un hombre crece con un exceso de tejido glandular. Ahora vamos a hablar de otro tipo de senos, que son los que se presentan en la pseudoginecomastia.

¿Qué es la pseudoginecomastia?

En forma simple, la pseudoginecomastia es cuando el seno está conformado por grasa pectoral. Pero esto no disminuye los efectos que la condición puede provocar en los hombres, ya que no hay una forma instantánea de deshacerse de éstos senos, a menos que se opte por una cirugía, y aún así, esto involucra un proceso de recuperación y puede dejar cicatrices visibles – sin mencionar el golpe que una operación puede generar en tus finanzas.

Ahora, ¿qué causa la pseudoginecomastia?

La causa es simple. Mala alimentación, la falta de cualquier tipo de ejercicio y una tendencia del cuerpo a guardar exceso de grasa en el área pectoral.

¿Por qué es tan difícil perder la grasa pectoral?

Si haces un cambio a conciencia en tu rutina podrás rebajar esa grasa, no de inmediato, pero sí lo lograrás. Pero muchos hombres han notado que a pesar de rebajar el exceso de grasa, siempre parecen quedar los últimos 2 o 4 kilos de grasa corporal, y ésta siempre termina localizada en el área del pecho. La razón es en parte biológica. Nuestro cuerpo está programado para guardar “reservas” de grasa para sostenernos en algún momento de emergencia, y cada cuerpo suele distribuir estas reservas en diferentes partes del cuerpo. La otra parte de la razón es que muchas personas no saben hacer la dieta y el ejercicio adecuada para su situación.

En pocas palabras, si consumes más calorías de las que estas quemando, nunca lograras perder esa grasa. Debes comer adecuadamente y en porciones pequeñas pero muchas veces. Comer bastantes veces al día mantendrá tu metabolismo activo. Ahora debes combinar tu dieta con una buena rutina de ejercicios que cumplan dos funciones: quemar la grasa y a la vez tonificar tus músculos pectorales. Puedes lograr esto con una mezcla de cardio y entrenamiento de resistencia y pesas.

Ahora que sabes las claves para mejorar la pseudoginecomastia… ¡compártela con tus amigos!