Mar. Ene 18th, 2022

La grasa localizada es uno de los problemas que afecta a la mayoría de las personas.

El tratamiento más eficaz para el tratamiento de la grasa localizada es la liposucción; esta técnica es un procedimiento que se puede realizar tanto en hombres como en mujeres, idealmente con un peso normal, pero que tienen depósitos de grasa localizados que no responden a la dieta y al ejercicio. Pueden eliminarse con liposucción.

La liposucción no es un tratamiento para la obesidad.

Los pacientes de prácticamente todas las edades pueden beneficiarse de este procedimiento, siempre que tengan una piel elástica que les permita retraerse.

Las personas que tienen la piel flácida pueden tener que someterse a un procedimiento combinado, que implica la resección de la piel, llamado abdominoplastia.

La grasa se extrae a través de una microcánula de aproximadamente 3 mm, que se introduce debajo de la piel a través de pequeñas incisiones cerca de la zona a aspirar. Las incisiones suelen tener de 3 a 4 mm de largo y están ocultas en surcos y marcas naturales.

La grasa se puede reinyectar en la cara para suavizar las arrugas y surcos y en el cuerpo para mejorar el contorno de áreas como las nalgas, los muslos, las piernas, los tobillos y las manos.

La lipoescultura superficial permite eliminar más grasa y mejorar el contorno corporal de pacientes con piel más flácida.

.