Mié. Dic 1st, 2021

La liposucción es una técnica quirúrgica diseñada para eliminar la acumulación de grasa localizada o no localizada.

La liposucción está indicada para pacientes, hombres y mujeres, con un peso corporal dentro de los límites normales y que presenten zonas con acumulación de grasa (abdomen, cintura, espalda, muslos, papada, brazos, cara interna de muslos y rodillas).

La grasa extraída se puede reponer en zonas con falta de volumen (glúteos, rostro, etc.). Esta combinación de técnicas (liposucción e injerto de grasa) se denomina lipoescultura.01

Es fundamental tener la noción de que la liposucción no es un método para bajar de peso, sino un método para moldear el contorno corporal.

La técnica de la liposucción consiste en eliminar la grasa mediante cánulas conectadas a un mecanismo de aspiración. Las cicatrices son pequeñas y la mayoría de ellas se pueden colocar en lugares cubiertos por la ropa (bikini, ropa interior).

En el postoperatorio es fundamental el uso de correas compresivas y realizar un masaje de drenaje linfático para un resultado adecuado. Además del drenaje linfático y el uso de corsé, es fundamental mantener el peso y hábitos de vida saludables para un resultado adecuado a largo plazo.

En unos diez a quince días es posible volver al trabajo y en tres o cuatro semanas reanudar las actividades físicas. Cierto grado de endurecimiento del tejido subcutáneo en las áreas tratadas es normal y forma parte del proceso de curación, y generalmente se resuelve en 2-3 meses. La exposición al sol durante este período de tiempo está contraindicada.

La liposucción es una técnica reconocida a nivel mundial y los límites de seguridad están regulados y deben corresponder a un área tratada de menos del 40% de la superficie corporal y un volumen aspirado de menos del 7% del peso corporal.

Para obtener más información sobre la liposucción, visitio liposuccion.org.es

.