Lun. May 16th, 2022

La falta de información, los rumores y los intereses creados generan una serie de mitos e ideas preconcebidas en nuestra sociedad que pueden resultar muy dañinos para las personas que los creen, lo cuál es extremadamente grave cuando se trata de temas relacionados con la salud. En este contexto, la cirugía de la liposucción arrastra tres grandes mitos:

  • La liposucción es una alternativa a la dieta y al ejercicio: No hay que olvidar que la liposucción es una intervención quirúrgica y que como tal tiene una serie de riesgos. Además, la liposucción elimina grasa acumulada y localizada y no es una técnica para adelgazar. El adelgazamiento debe de ser progresivo y general, no exclusivo de una zona específica del cuerpo. La liposucción no es una alternativa a la dieta y al ejercicio, sino que más bien es la última opción una vez que los dos métodos no han eliminado toda la grasa que se pretendía eliminar.
  • No se gana peso tras una liposucción: La liposucción no previene la nueva formación de nueva grasa en el organismo, por lo que el hecho de ganar o no peso DESPUÉS DE LA LIPOSUCCIÓN dependerá exclusivamente del paciente y del estilo de vida que lleva tras la intervención. Es conveniente combinar la intervención de la liposucción con un estilo de vida saludable y con hábitos alimentarios sanos. También es cierto que dependiendo de la parte del cuerpo en la que se haya realizado la liposucción, será más fácil que ésta vuelva o no a recuperarse.
  • La pérdida de peso es inmediata DESPUÉS DE LA LIPOSUCCIÓN: Esto es falso, pudiendo un paciente incluso ganar algo de peso justo DESPUÉS DE LA LIPOSUCCIÓN. Esto se debe a la retención de líquidos que tiene el paciente después de esta cirugía. De hecho, hasta unos meses DESPUÉS DE LA LIPOSUCCIÓN no se comienzan a observar los resultados definitivos. En este caso, la dieta y el ejercicio DESPUÉS DE LA LIPOSUCCIÓN ayudarán a ver antes los resultados finales.

Estos tres mitos se basan en ideas erróneas. Lamentablemente, estas ideas arrastran a muchas personas mal informadas a las mesas de quirófano de muchos cirujanos estéticos.