Lun. May 16th, 2022

Incluso en aquellos casos en los que la liposucción es un éxito rotundo, sin ningún tipo de complicación durante o después de la intervención, tendremos que enfrentarnos a los efectos secundarios, tanto físicos como psicológicos de este procedimiento. Para poder sobrellevar mejor el postratamiento es conveniente tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Nada más terminar la operación el área tratada presentará un aspecto hinchado y parecerá más grande. Esto no quiere decir que la operación haya fracasado, sino que se trata de un efecto secundario normal y transitorio. De cualquier manera, es preferible que lo sepamos y estemos preparados para ello, ya que la hinchazón durará un par de semanas. Es decir, no vamos a conseguir la esplendida figura que esperamos nada más termine la operación. Debemos esperar y ser pacientes.
  • Podemos esperar otros molestos efectos secundarios, como los hematomas o el dolor. Estas molestias durarán alrededor de un mes y tu cirujano puede aconsejarte sobre cómo reducirlas. Además, durante un par de semanas tendremos que llevar un vendaje que ayude a reducir la hinchazón y el sangrado y ayude a la piel a adaptarse al nuevo contorno. Debemos saber también que la liposucción dejará unas pequeñas cicatrices que tardarán meses en desvanecerse. Si conocemos estas molestias de antemano y hemos decidido que nos merece la pena pasar por ellas para lograr los resultados que deseamos, nos será más fácil sobrellevarlas.
  • Aunque la operación haya sido un éxito, podemos sentirnos frustrados con los resultados. Es posible que esperásemos más de la operación o que las expectativas con las que acudimos al quirófano fuesen demasiado elevadas. Para evitar esta sensación de frustración es recomendable haber recopilado toda la información disponible antes de la operación y haber analizado tus expectativas y las razones profundas por las que has decidido someterte a una liposucción.
  • Los resultados definitivos no podrán verse hasta que hayan pasado unos meses de la operación, ya que la pérdida de volumen y la remodelación de la piel van produciéndose de manera progresiva. Con esto queremos decir que, a pesar de que en un primer momento no podrás valorar los resultados de la operación y que esto pueda resultar frustrante, debes ser paciente, ya que los resultados aparecerán e irás encontrándote mejor cada día.
  • Hay que plantearse también que, a pesar de que la liposucción ofrece unos buenos resultados a largo plazo en la eliminación de los depósitos de grasa localizada, deberemos mejorar nuestros hábitos de vida si queremos que esos resultados se mantengan en el tiempo. Una dieta saludable y la práctica de ejercicio de manera regular pueden ayudarnos a mantener esos resultados por muchos años.