Lun. Oct 18th, 2021

Una de las formas más efectivas y radicales para combatir la celulitis y la grasa localizada durante las últimas décadas ha sido pasar por el quirófano a hacernos una liposucción. Pero el coste económico solía ser bastante alto, siempre había algún riesgo para el paciente y la recuperación es lenta. En estos tiempos modernos en donde todo avanza más rápido de lo que nos damos cuenta, surgen nuevos tratamientos como la cavitación muy similar a la lipoescultura que usa los ultrasonidos los cuales literalmente disuelven la grasa licuándola, en lugar de usar una cánula para absorber la grasa, así el cuerpo la elimina de forma natural con la orina, ejercicio y demaś.

La cavitación es quizás la opción más eficaz y sobre todo para los que les da respeto entrar en un quirófano, ya que no hace falta ninguna incisión en el cuerpo, el tratamiento se usa con un láser directamente sobre la piel emitiendo ondas de forma que crean microburbujas dentro de las células adiposas, éstas succionan el tejido conjuntivo donde se encuentran las grasas destruyendolas. El proceso en sí dura alrededor de 30 ó 40 minutos y las partes donde se puede hacer son el abdomen, glúteos, piernas, y casi en cualquier parte. Posteriormente se hacen masajes o presoterapia para ayudar a facilitar la eliminación de esas grasas.Los efectos los iremos notando rápidamente a medida que el cuerpo expulse el material sobrante hecho líquido. Esta imagen es explica literalmente el proceso:

Se recomienda beber mucha agua antes y después de cada sesión, hacer algo de dieta con pocas calorias, y ejercicio a poder ser para ver mejores progresos y sobre todo no confiarse en que se está quemando grasa para hacer excesos. Con esto también logramos una reafirmación del tejido que poco a poco irá volviendo a recomponerse para adoptar la reducción de volumen que se ha hecho al eliminar esa grasa líquida sobrante. Así también mejoraremos el transito intestinal y el drenaje de líquidos.

Existen tratamientos alternativos, como el lipoláser que consiste en un láser de diodo con anestesia local, denajes linfáticos con quiromasajes, y radiofrecuencia capacitiva, algunos de ellos los verás en esta web, así como otros tipos para estilizar la silueta que no son propiamente para adelgazar, como el aumento de senos sin cirugía.

Eso sí, hay que tener el claro que esto es un proceso para tener un cuerpo como deseas, pero para conservarlo dependes de ti, pues los efectos una vez hecho el proceso se conservan mientras comas sano y hagas en resumen un modo de vida saludable

Liposucción Laser

La liposucción láser, también conocida en el mercado como laserlipólisis, es la técnica más moderna que existe en el campo de la liposucción. Es importante señalar que la liposucción láser difiere de la liposucción tradicional básicamente en que se utiliza el láser para destruir la grasa (para que se pueda succionar utilizando una cánula, como se hace en cualquier otra técnica de liposucción).

La laserlipólisis utiliza el haz de luz de un láser para destruir la célula de grasa (el adiposito). La novedad de esta técnica es que el láser no lesiona otros tejidos. Al entrar en contacto con la grasa, la “derrite”, originando la licuefacción (la grasa se licua, convirtiéndose en una emulsión semilíquida que se puede extraer o succionar fácilmente).

La cánula (tubito) que se introduce y por donde se emite la luz del láser mide tan solo un milímetro de diámetro (menos de la mitad del diámetro de las cánulas normales de liposucción). Esta minicánula permite un fácil deslizamiento a través de las zonas afectadas obteniendo gran precisión en los movimientos.

La laserlipólisis tiene los siguientes beneficios frente a otras técnicas de liposucción.

  • Permite una situación menos traumática tanto para los tejidos del paciente.
  • Al no ser un tratamiento tan invasivo para el paciente, los dolores del postoperatorio serán menores que los de una liposucción tradicional. Lo mismo ocurre con la inflamación, ya que al no manipular las áreas con tanta fuerza, las zonas afectadas se hincharán menos.
  • Las suturas se retiran al cabo de una semana y las pacientes volverán a sus tareas habituales a los pocos días (lo normal será de 3 a 5, que variará en función de la magnitud de la intervención).
  • Se observa un sangrado menor.
  • A través de la liposucción láser, habrá una mejor retracción de la piel y los resultados serán mejores que los conseguidos a través de otras técnicas de liposucción.
  • La liposucción láser se realiza generalmente bajo anestesia local o peridural, que dependerá de la zona a tratar. La laserlipólisis puede durar de una a tres (o más) horas que variarán en función de la zona y de la cantidad de grasa que se vaya a extraer.

Entre las desventajas de la liposucción láser está que si se desea realizar una lipoescultura, la grasa extraída con la técnica del láser no se podrá injertar de nuevo en otras partes del cuerpo.

El láser tambien se puede utilizar para un sinfin de intervenciones plásticas y estéticas

Un comentario en «¿Como es la liposucción láser sin cirugía?»
  1. Tratamientos estéticos sin cirugía para mejorar tu cuerpo - Todo sobre la Liposucción dice:

    […] de ser un excelente sustituto para la liposucción tradicional, el láser también se puede utilizar para un sinfín de intervenciones plásticas y estéticas en […]

Los comentarios están cerrados.